Establecimiento de nuevas plantaciones

El objetivo principal de quién hace una plantación de Paulownia es tener el mayor porcentaje de éxito y las menos marras posibles. Más del 5 % de marras no es deseable y no debería de superar el 10 % como máximo.


Muy a menudo he asistido a la frustración del agricultor que con toda su buena voluntad y esfuerzo, ve como en su primera plantación puede llegar a tener hasta un 80 % de bajas. Las razones son varias, pero el denominador común es el desconocimiento del árbol con el que se está trabajando. Desconocimiento en cuanto a las necesidades de agua, desconocimiento del estado de la planta proveniente del vivero, etc.

Un buen comienzo es sin duda el conseguir planta de calidad, endurecida y aclimatada al exterior del invernadero de plástico o malla, para que tenga el menor estrés posible al transporte y la posterior plantación en el campo.


Si se pretende tener una plantación homogénea, los árboles deberían ser clones seleccionados, conseguiremos así buenos rendimientos y que el crecimiento sea uniforme a lo largo de los años. Evitaremos así árboles con malformaciones o troncos no deseados. Para proveerse de planta clonada hay dos opciones: comprar planta producida in vitro (recomendable) o producirla nosotros mismos a partir de esquejes de raíz de planta seleccionada, donde la producción resulta exponencial y en un aceptable corto espacio de tiempo. Sin duda la primera es la más rápida y cómoda. La segunda requiere de cierta superficie de terreno, tiempo y mano de obra. Personalmente creo que podría combinarse. Las plantas obtenidas a partir de esquejes tienen una más rápida adaptación en el campo y menor mortaldad en el agarre, en contra hay que tener en cuenta que con éste método podemos arrastrar enfermedades con los árboles como por ejemplo la fitóftora si no se tiene control. En la producción in vitro en teoría esto no puede ocurrir, pues se utilizan medios estériles en el laboratorio en la producción de los árboles.


Marcos de plantación


Los marcos de plantación pueden ser muy variados. Vienen condicionados por el uso final que tendrán nuestras Paulownias. Es evidente que para madera los árboles estarán más separados que para biomasa. Las rotaciones de cultivo para biomasa son de 3 años mientras que para madera son de 10 años hasta los 15 años o más. Para biomasa unos buenos marcos de plantación a 3 años pueden ser de 2 x 2,5 m. o mejor 2 x 3 m. De 2000 hasta 1600 árboles/ ha.


plantacio paulownia

Para el aprovechamiento de su madera los marcos pueden ser más imaginativos. Van desde los 3 x 3 m. claramente como cultivo intensivo, con necesidad de aclareo a los 5 ó 6 años, pasando por los definitivos 5 x 5 m. aunque también se puede hacer aclareo si se pretende llevar los arboles más lejos en el tiempo. Hasta incluso por ejemplo 5 x 10 m. ó 5 x 20 m. en agro-forestación. Un detalle que no se comenta en las distintas web sobre Paulownia es, que para madera, seria conveniente que los árboles estén lo más equidistantes posible incluso después de los aclareos, para evitar la elipsicidad y excentricidad de los troncos. Así pues, utilizaremos el marco real o el “cinco de oros” como sistema de distribución de las Paulownias.


Técnicas y consejos de plantación


Comentaré como plantar Paulownias provenientes de vivero (in vitro) y de esquejes de raíz o árboles a raíz desnuda.

La planta proveniente de vivero normalmente es pequeña, va en una maceta llamada “teku”. La Paulownia para un buen desarrollo no necesita ser muy grande, lo que sí es importante es que tengan un buen sistema radicular. Cuando se recibe una planta muy crecida en altura es aconsejable cortarla y que saque un nuevo tallo. Un excesivo crecimiento del tallo en las plantas que llegan del vivero suele ser la consecuencia de la masificación dentro de los invernaderos, y normalmente no han llegado a hacer un buen sistema radicular. Estas plantas son más sensibles al transporte y a la manipulación, el tallo suele romperse o doblarse. El añadirles un tutor en la mayoría de los casos produce rozaduras a causa del viento y terminan por cortar los tallos o las hojas.


paulownies dolentes

    Las dos Paulownias de la izquierda deberían rechazarse y no son válidas para plantar. La de la derecha tiene un sistema radicular aceptable pero un tallo demasiado desarrollado y tierno.


Así pues, la planta de vivero tiene que ser pequeña, el tallo cortado preferiblemente en el vivero, sin tutor, que esté aclimatada en el exterior antes de la venta y un sistema radicular bien desarrollado que llene la maceta. La plantación de una Paulownia de estas características facilita y asegura el agarre, la plantación manual y la mecanización para grandes extensiones.

En el momento de plantar las Paulownias no han de quedar muy enterradas, y tampoco comprimir la tierra alrededor del tallo para no producirles heridas. La Paulownia cuando es joven tiene un tallo muy tierno y hay que ir con cuidado.


Dependiendo del sistema de riego elegido podemos plantar de una forma u otra. Por ejemplo, para riego a manta tenemos que plantar sobre caballón y dos surcos a cada lado. No deberíamos regar en llano, hemos de huir siempre de encharcar los árboles. Pero si el sistema de riego va a ser por goteo podemos plantar en llano o sobre caballón. No es aconsejable plantar la Paulownia como agricultores lo hacen dentro de un surco o en un hoyo, pues la planta con lluvias persistentes o exceso de riego puede morir por asfixia radicular. Como no siempre se plantan las Paulownias en el terreno más adecuado, el plantarla sobre caballón es siempre mejor que en llano, pues el primer año las raíces del nuevo árbol quedarán más aireadas y fuera del peligro de morir de asfixia radicular por cualquier eventualidad.


También podemos hacer una plantación a partir de esquejes de raíz, pero a diferencia de la planta de vivero es preferible viverizarla el primer año, y no plantarla a marco definitivo. Huelga decir que los esquejes tienen que ser de Paulownia seleccionada para obtener uniformidad en la producción.


Los esquejes deberían tener como medidas mínimas para obtener el 100 % de enraizamiento unos 12 cm de largo por 1 cm de diámetro. Los marcos de plantación para viverizar en campo pueden ser de 1 x 1 m ó 1 x 1,20 m. Las raíces las plantaremos sobre caballón, además se podrá cubrir el suelo con plástico, daremos calor, controlaremos las malas hierbas, aprovecharemos la humedad del suelo y regaremos menos.


Dejaremos crecer las Paulownias libremente el primer año, lo que nos interesa es que desarrollen un sistema radicular potente. Pasado el año y justo cuando vayan a mover la savia en primavera procederemos a trasplantarlas a raíz desnuda a su lugar definitivo. Hemos obtenido así unos árboles vigorosos que no perderán tiempo en adaptarse al terreno. La fiabilidad de éstos árboles es del 100 %.

Con éste sistema se pueden sacar después del trasplante entre 10 y 20 esquejes de raíz buenos por árbol o incluso más y volver a realizar el mismo proceso otra vez. La obtención de árboles así es exponencial año tras año. Por contra no tenemos control de que los nuevos árboles puedan estar afectados por alguna virosis o ataque de hongos como la temible fitóftora, de la cual la Paulownia ha demostrado ser bastante sensible. También necesitamos espacio, tiempo y mano de obra.


Época de plantación

En nuestro país la mejor época de plantación es en primavera. En la cuenca mediterránea o libres de heladas tardías se puede plantar incluso a finales de febrero primeros de marzo. Por el contrario en zonas donde se tenga constancia de heladas primaverales, la plantación deberá retrasarse hasta que el peligro de heladas sea bajo.

 

Plantando en primavera, los árboles provenientes de vivero tienen tiempo de aclimatarse y desarrollar un sistema radicular y un tronco que les permitirán superar perfectamente el primer invierno si se superan los -5 º C. Si en la zona dónde se pretende plantar Paulownias se tiene constancia de que las temperaturas invernales raramente sobrepasan los 0 º C y si lo hacen no son muy bajas y de corta duración, se podría plantar la Paulownia a finales de agosto o principios de septiembre. El árbol tiene el tiempo justo para hacer raíces, aclimatarse al terreno y también aprovecharíamos las lluvias otoñales, de esta manera a la primavera siguiente la planta ya está establecida en el campo y tiene más tiempo para crecer y desarrollarse. Éste tipo de plantación evidentemente tiene sus peligros, un final de verano fresco y un otoño corto hace que la Paulownia no desarrolle lo suficiente y sea más vulnerable al frío del invierno.

El período de plantación de la Paulownia en maceta sin riesgo va desde finales de marzo hasta finales del mes de junio. Los meses de julio y agosto no se aconsejan por ser meses de mucho calor, y las plantas sufrirían un excesivo estrés hídrico.

La plantación con raíces y trasplante de árboles se hará antes o justo cuando mueva la savia en primavera. Si después de brotada la Paulownia se efectúa el trasplante lo más probable es que tenga éxito, pero haciéndolo antes evitamos el parón post-trasplante por estrés.




../arriba